Pasión Deportiva en las redes
prueba-code

Copa Libertadores

River fue muy superior, pero quedó eliminado en una noche llena de polémicas

El “Millonario” le ganó 2-0 a Palmeiras pero no le alcanzó. El VAR no convalidó dos goles para los de Gallardo.

Publicado

el

River mereció largamente la clasificación a la final de la Copa Libertadores ante un muy tibio Palmeiras, al que superó por 2 a 0 luego de caer 3-0 en la ida, pero al que pudo eliminar si el VAR no hubiera intervenido para torcer las decisiones originales del árbitro uruguayo Esteban Ostojich, que había convalidado un gol de Gonzalo Montiel y cobrado un penal a Matías Suárez que lo hubiesen depositado en el Maracaná el 30 de enero.

Imagen

Los antecedentes del partido se presentaban inmejorables para los brasileños inclusive más allá de los tres goles de ventaja con los que regresaron a su país desde Avellaneda, ya que de los 11 partidos disputados previamente Palmeiras había terminado con el arco invicto en siete de ellos y nunca le habían convertido más de un gol en 90 minutos.

La realidad del partido de ida jugado en cancha de Independiente había sido también muy otra en el juego que en el marcador final, ya que por ejemplo durante aquel primer tiempo y el de hoy no hubo mayores diferencias, salvo por un error puntual de Franco Armani que hoy se transformó en acierto al taparle magníficamente un mano a mano a Rony y, por supuesto, los dos goles de cabeza señalados por un redimido Rojas y Santos Borré.

Claro que los partidos decisivos como estos se suele decir, y es una realidad, que se resuelven por detalles, y que a un equipo que parecía vulnerable defensivamente e ineficaz en ataque se les transformen en aciertos circunstancias puntuales como esas terminan resultando determinantes.

Pero lo de River también tuvo, y eso siempre resultó fundamental en los últimos seis años, el sello de su entrenador, que dio un golpe en la mesa en una conferencia de prensa ofrecida ayer en Buenos Aires que hoy repercutió anímicamente de gran forma en sus dirigidos, cuando la cátedra los daba como condenados a la eliminación.

Por eso el “Millonario” salió a comerse al rival desde el primer minuto, acorralando a un rival que se mostró inconsistente, apichonado, apostando al contraataque y la velocidad del mencionado Rony o Gustavo Scarpa.

Toda esa superioridad manifiesta de River con las causas reivindicatorias mencionadas, parecieron enaltecerse ya en el arranque del segundo período, cuando apenas transcurridos seis minutos Gonzalo Montiel marcó el anhelado tercer tanto, pero posteriormente el árbitro uruguayo Esteban Ostojich lo anuló a instancias del VAR.

Imagen

Y allí empezó “otra noche” para River, porque siguió dominando siempre en la cornisa de convertir el tercer tanto y 20 minutos después de ese gol anulado se volvió a equivocar Rojas como en el partido de ida o ante Boca, pero esta vez cometiendo una infracción que derivó en su segunda tarjeta amarilla y la consecuente expulsión.

La redención por el gol referido y una buena tarea hasta el momento terminó diluyendo lo hecho por el paraguayo, pero River no tuvo mucho tiempo para lamentarse porque a los 30 minutos Matías Suárez cayó en el área brasileña y Ostojich sancionó un penal que iba a rematar Montiel para vengarse del tanto anulado previamente.

Pero el árbitro uruguayo volvió a ser llamado por el VAR y volvió a frustrar al lateral derecho y a todo River, cuando interpretó que no había existido falta sobre el delantero cordobés, otra frustración que hizo estallar de bronca a Gallardo en el banco de suplentes.

Imagen

Sin embargo con 10 hombres River siguió yendo y dominando a un Palmeiras que en la previa fue respaldado por sus hinchas en las inmediaciones del Allianz Parque y adentro colocó banderas con símbolos que daban cuenta de haber ganado anticipadamente esta edición de la Libertadores.

Un flojo conjunto paulista que si hizo algún mérito ya no para llegar a la final, sino para merecer adjudicarse esta semifinal, fue en la fase de grupos o en las dos series anteriores de octavos y cuartos de final, porque hoy estuvo muy lejos de dar la talla.

Por eso no solamente perdió el invicto, no pudo convertir y le hicieron más de un gol y en su propio estadio.

En cambio River resultó todo lo contrario, porque fue dominador de ida y de vuelta, esta noche durante los 90 minutos y en Avellaneda durante tres cuartas partes del partido hasta que se fue expulsado el colombiano Jorge Carrascal.

Con todos esos argumentos, que la final del 30 de enero en el Maracaná de Río de Janeiro tenga a Palmeiras como uno de los protagonistas de la final es tan inmerecido como que River no lo esté, y si fue un fin de ciclo para el “Millonario”, lo culminó con el orgullo de un verdadero grande.

Y si mañana Boca se impone muy cerca del escenario de esta noche, en la paulista Vila Belmiro, a Santos, seguramente tendrá en la final de este floja Copa Libertadores a un rival con fragilidades como para aprovechar.

El reconocimiento final del entrenador portugués Abel Ferreira a Gallardo en el final del cotejo fue también una aceptación subliminal de la inferioridad de su equipo.

Síntesis del partido

Palmeiras: Weverton; Marcos Rocha, Gustavo Gómez, Alan Empereur y Matías Viña; Gabriel Menino, Zé Rafael y Danilo; Rony, Luiz Adriano y Gustavo Scarpa. DT: Abel Ferreira.

River Plate: Franco Armani; Paulo Díaz, Roberto Rojas y Javier Pinola; Gonzalo Montiel, Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz y Fabricio Angileri; Matías Suárez y Rafael Santos Borré. DT: Marcelo Gallardo.

Goles en el primer tiempo: 29m. Rojas (R) y 44m. Santos Borré (R).

Cambio en el primer tiempo: 43m. Luan por Gustavo Gómez (P).

Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Breno Lopes por Scarpa (P), 23m. Emerson Santos por Zé Rafael (P), 35m. Benjamín Kuscevic por Rocha (P) y Raphael Veiga por Danilo (P), 41m. Julián Álvarez por De la Cruz (R) y Milton Casco por Angileri (R) y 45m. Federico Girotti por Pinola (R).

Amonestados: Empereur, Danilo, Luan, Rocha y Weverton (P). Paulo Díaz y Santos Borré (R).

Incidencia: 27m. del segundo tiempo expulsado Rojas (R).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).

Estadio: Allianz Parque (Palmeiras, San Pablo).

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copa Libertadores

Épica victoria de Defensa y Justicia en Brasil, para ser campeón de la Recopa

Derrotó por penales a Palmeiras y se quedó con la Recopa Sudamericana. 2° título internacional para el conjunto de Florencio Varela.

Publicado

el

Defensa y Justicia voló esta madrugada tan alto como un ‘Halcón’ y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana, al vencer a Palmeiras por 4 a 3 en la definición por penales, luego de que igualó la llave al imponerse 2-1 en los 120 minutos de juego en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

La entidad de Florencio Varela alcanzó así su segundo título internacional, en menos de tres meses. Ya que en enero pasado había conquistado la Copa Sudamericana, al vapulear en Córdoba y por 3-0 a Lanús, con la conducción técnica de Hernán Crespo, que ahora dirige al San Pablo.

En tanto, el actual entrenador Sebastián Beccacece consiguió su primer título como DT principal en el fútbol profesional.

En el partido, Raphael Veiga marcó la apertura, de tiro penal, para Palmeiras en el primer tiempo. Braian Romero y Marcelo Benítez, uno en cada tiempo le dieron el triunfo a Defensa, en los 90 minutos reglamentarios, lo que obligó al alargue de 30 y la definición por penales.

En la serie decisiva convirtieron para Defensa Adonis Frías, Miguel Merentiel, Eugenio Isnaldo y Enzo Fernández. Para Palmeiras lo hicieron Gabriel Menino, Gustavo Gómez y Rony, mientras que marraron Luiz Adriano y el arquero Weverton.

Defensa, como era de prever, apareció con gran ímpetu, dándole intensidad a sus acciones en procura de revertir el 2-1 en contra en el partido de ida, para poder adueñarse de la Recopa

En ese protagonismo, el campeón de la Copa Sudamericana contó con chances peligrosas para el arco local, a la vez que sufría algunas cargas de contraataque que ejercía Palmeiras.

Así fue como el titular de la Libertadores pudo ponerse en ventaja porque tras una veloz corrida de Rony, Fernando Meza lo derribó en el área y el correspondiente penal lo convirtió Veiga, con un tiro bajo y a la derecha de Ezequiel Unsain. (22m.).

Pese a ello, el ‘Halcón’ no se amilanó y con rapidez reaccionó para buscar la igualdad, sin perder su estilo de juego, intenso, con posesión de la pelota y rotaciones continúas.

Lo que le dio la merecida igualdad, con un desborde por derecha de Francisco Pizzini, con un centro atrás que conectó muy bien Romero para vencer a Weverton (30m.).

A partir de allí, Defensa alcanzó tranquilidad y firmeza en su accionar, generando un par de situaciones propicias en forma consecutiva (36m).

Primero, con un remate muy violento de Enzo Fernández, que alcanzó a desviar el guardavalla local, y en la continuidad de la jugada, Marcelo Benítez la terminó con un tiro alto y violento, que Weverton pudo desviar al córner por sobre el travesaño, con sumo esfuerzo.

Al final de la etapa inicial, los de Florencio Varela terminaron predominando en el desarrollo, con la intención de darlo vuelta en el segundo capítulo.

Con similares características comenzó el complemento, donde pronto el ‘Verdao’ contó con una buena ocasión, sacando provecho de algunas ventajas defensivas que exponía el elenco bonaerense.

Una entrada por derecha de Rony, cuyo remate pudo ser contenido por Unsain junto al caño izquierdo de su arco (3m.) casi origina el desnivel.

Instantes después, la superioridad que empezaba a ejercer Defensa estuvo a punto de concretarse en el marcador. Pero Romero (6m.) y un tiro de esquina de Benítez (11m.) que casi se convierte en olímpico mostraron que el equipo visitante estaba cerca.

Más tarde, el que se destacó fue Unsain al tapar otro violento tiro en una nueva carga de Rony, el que más complicaba a la defensa visitante.

Al promediar al etapa final, el representativo paulista quedó con un jugador menos por la expulsión del lateral izquierdo Matías Viña, al pegar un patadón en la espalda de Adonis Frías, cuando ambos cayeron en un forcejeo.

Esa sanción del árbitro González, de flojo desempeño, se concretó por la intervención del VAR. como había sido al principio con el penal de Palmeiras.

Y después volvió a intervenir para el segundo penal a favor de Palmeiras, en tiempo suplementario, al que llegaron por el golazo de Benítez al final de los 90 minutos reglamentarios.

En el primer tiempo del suplementario, cuando fue sancionado el penal en contra de Defensa, que instantes previos no le habían cobrado un penal a su favor por un manotazo del paraguayo Gustavo Gómez, se originó un serio incidente entre jugadores de ambos equipos y asistentes del cuerpo técnico del ‘Verdao’, que terminó con la expulsión de Romero, del ‘Halcón, y de un particular cercano a los suplentes locales.

A todo esto, Unsain que había cometido un penal innecesario, se reivindicó al contener la ejecución de Gómez (9m. PTS).

Ya los dos equipos con un hombre menos, el alargue fue equilibrado, en el que ninguno pudo ser más profundo, acusando cansancio y pocas ideas.

La definición por penales coronó el sueño de Defensa, con justicia por su mayor esfuerzo y mejor juego y lo que desató el alocado festejo de todos los jugadores y el cuerpo técnico.

Síntesis del partido

Palmeiras: Weverton, Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez y Matías Viña; Patrick de Paula y Danilo; Wesley Ribeiro, Raphael Veiga y Breno Lopes; Rony. DT: Abel Ferreira.

Defensa y Justicia: Ezequiel Unsain; Matías Rodríguez, Adonis Frías, Fernando Meza y Marcelo Benítez; Francisco Pizzini, Raúl Loaiza, Enzo Fernández y Carlos Rotondi; Braian Romero y Walter Bou. DT: Sebastián Beccacece.

Goles en el primer tiempo: 22m, Veiga (P), de penal; y 30m, Romero (DyJ).

Gol en el segundo tiempo: 48m, Benítez (DyJ).

Cambios en el segundo tiempo: 17m, Mayke por Lopes; y Gabriel Verón por Ribeiro (P); 31m, Gabriel Menino por Veiga (P) y Gabriel Hachen por Loaiza (DyJ); 34m, Eugenio Isnaldo por Rotondi (DyJ); 38m, Felipe Melo por de Paula y Alan Empereur por Verón (P); y 39m, Miguel Merentiel por Pizzini (DyJ);

En el inicio del ST suplementario, Lautaro Escalante por Bou y Emanuel Brítez por Rodríguez (DyJ); Luiz Adriano por Rocha (P); y 6m, STS, Néstor Breitenbruch por Benítez (DyJ).

Incidencia en el segundo tiempo: 22m. expulsado Viña (P), por agresión a Frías. En el primer tiempo del alargue; 8m. expulsado Romero (DyJ); 9m. Unsain (DyJ) detuvo un penal a Gómez (P).

Amonestados: Ribeiro, Rocha y de Paula (P). Loaiza, Frías y Benítez (DyJ)

Árbitro: Leodán González (Uruguay).

Estadio: Mané Garrincha, Brasilia (local Palmeiras).

Continuar Leyendo

Tendencias

Copyright © 2021 | Pasión Deportiva