Connect with us
prueba-code

BÁSQUET

Argentina venció a Rusia y terminó primera en su grupo del Mundial de China de básquetbol

Fue 69 a 61 en Wuhan.

Publicado

el

El seleccionado argentino de básquetbol masculino se clasificó hoy como primero del grupo B del Mundial de China tras derrotar a Rusia por 69-61 en la ciudad de Wuhan, en el marco de la tercera fecha.

El encuentro, que se jugó en el estadio de Wuhan, contó con los siguientes parciales: Argentina 12-17, 27-16, 14-7 y 16-21.

El base Facundo Campazzo (21 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes) fue clave en el triunfo, acompañado por los internos Luis Scola (13 unidades y 9 recobres) y Marcos Delía (13 tantos y 5 rebotes), mientras que Rusia tuvo en el alero Andrey Zubkov (18 anotaciones) a su mejor hombre.

Con esta victoria, Argentina (3-0) pasó primera a la ronda siguiente y relegó a Rusia (2-1) al segundo lugar, donde compartirán zona con Polonia (1° del «A»), rival del domingo a las 9.30, y Venezuela (2° del «A»), del viernes a las 9.30.

Para esta ronda, el plantel nacional arrancará con una victoria -se computa la de este miércoles- y buscará el pasaje a los cuartos de final y a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al que sólo irán los dos mejores seleccionados americanos de manera directa.

El inicio del partido mostró una ineficacia e irregularidad de ambos quintetos propia de la relevancia del mismo. Argentina padeció la falta de una defensa agresiva y su rival encontró la vía de anotación a través de la zona pintada (Nikita Kurbanov 4 puntos), con su diferencia de altura.

De hecho, el entrenador argentino dejó en cancha solamente al interno Marcos Delía y apostó por una doble base con Nicolás Laprovittola y Facundo Campazzo más un perímetro versátil con Máximo Fjellerup y Gabriel Deck aunque no detuvo el vendaval ruso, que cerró arriba por 17-12.

Luego del descanso, Argentina cambió completamente su cara, consiguió cortar los circuitos de juego (9 robos) -clave el tándem Laprovittola y Campazzo- y encontró transiciones rápidas de defensa a ataque y metió un pasaje aplastante de 15-0 (27-17) en sólo tres minutos.

La entrada de Andrey Zubkov (10 tantos), hombre de Zenit de San Petersburgo, le dio otra tonicidad a la ofensiva del conjunto europeo y recortó la ventaja adversa ante un quinteto nacional sobrecargado de faltas y que con seis minutos por delante entró en penalización. De esta manera, Argentina concluyó la etapa inicial con una luz de seis (36-30).

En el tercer período, la reaparición de Campazzo (9 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias) en la base, sumado a la experiencia y al talento del veterano Scola junto con Delía abajo del aro, resultaron claves para llevárselo e ingresar 53-40 de cara a los 10 minutos finales.

Rusia plantó una defensa en zona en el inicio del último parcial y con este sistema anuló por completo a Argentina (3 pérdidas seguidas), que padeció la presión de todo el campo. Debido al arranque apabullante de los rusos, Hernández pidió minuto y remarcó los problemas propios al verse arriba solamente por 53-49 a falta de 7:24m.

La ausencia de buen funcionamiento colectivo derivó en la búsqueda de soluciones individuales por parte de los jugadores argentinos y allí encontró a Patricio Garino, que tomó dos rebotes ofensivos importantes en el final, y nuevamente a Campazzo -doble clave a 30s. y un robo- para festejar el primer lugar por un sufrido 69-61.

-SÍNTESIS DEL PARTIDO-

Argentina (69): Facundo Campazzo 21, Nicolás Brussino 0, Patricio Garino 8, Luis Scola 13 y Marcos Delía 13 (FI). Gabriel Deck 5, Luca Vildoza 3, Nicolás Laprovittola 4 y Máximo Fjellerup 2. DT: Sergio Hernández.

Rusia (61): Vitali Fridzon 0, Mijaíl Kulaguin 0, Nikita Kurbanov 13, Andréi Vorontsévich 9 y Vladimir Ivlev 3 (FI). Semión Antónov 6, Evgeny Baburin 3, Serguéi Karasiov 0, Grigory Motovilov 0, Andrei Sopin 9, Evgeny Valiev 0 y Andrey Zubkov 18. DT: Serguéi Bazarévich.

Parciales: Argentina 12-17, 27-16, 14-7 y 16-21.

Árbitros: Cristiano Maranho (Brasil), Zdenko Tomasovic (Eslovaquia) y Takaki Kato (Japón).

Estadio: Wuhan Sports Centre.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BÁSQUET

Argentina no pudo con España y fue subcampeón del mundo

Fue 95 a 75.

Publicado

el

El seleccionado argentino masculino de básquetbol perdió hoy ampliamente con España por 95-75 en el estadio Wukesong Sport Arena de Beijing y finalizó como subcampeón en el Mundial de China 2019.

El encuentro jugado en la capital del gigante asiático tuvo los siguientes parciales: Argentina 14-23, 17-20, 16-23 y 28-29.

Selección de Básquet Selección de Básquet
Los goleadores argentinos fueron Gabriel Deck (24 puntos) y Nicolás Laprovíttola (17 tantos), mientras que España tuvo como principal figura al interno Marc Gasol (14 unidades, 7 rebotes y 7 asistencias), con una entrega defensiva destacable, y el escolta Ricky Rubio (20, 7 y 3).

Argentina comenzó el partido con nervios, malas decisiones en la conducción de Facundo Campazzo e ineficaz a la hora de atacar, ya que los perimetrales no consiguieron quebrar con comodidad la primera línea.

Del lado de enfrente, España fue todo lo contrario: fluidez ofensiva, movimiento de bola, profundidad con la altura de los internos (5 rebotes en ataque) y un goleo repartido para sacar una buena ventaja inicial (12-2) con 5m. por jugarse.

Y si bien Argentina ensayó una mejoría con un pasaje de 11-2 (13-14) cuando encontró su versión de correr en la transición de defensa a ataque y cambió su intensidad en el aro propio, las entradas de Pau Ribas (5 puntos) y Sergio Llull (2) reacomodaron el tablero español y cerraron al frente por 23-14.

En el inicio del segundo parcial, el conjunto nacional presentó las mismas fallas, a las que se le agregaron las pérdidas -9 en el primer tiempo- que produjeron el desbalance defensivo para que España ponga la máxima hasta ese momento de 31-14 tras un triple de Rudy Fernández a 7m. 44s.

Además, Campazzo fue absorbido por sus diferentes marcas y, más allá de la buena entrada de Nicolás Laprovíttola, Argentina padeció la poca participación de su principal figura, al igual que la floja actuación de Luis Scola (0/3 en tiros de campo en 16m.) frente la tarea impecable de Willy Hernangómez (6 puntos) y Marc Gasol (5) en la pintura.

La pelea en los tableros (España 26 a 15), la ausencia de la defensa que caracterizó al conjunto argentino en el campeonato y la efectividad del perímetro de los europeos justificaron la victoria parcial de 43 a 31.

España liquidó la historia en el tercer período, allí mató cualquier esperanza argentina de la mano de su interno Gasol, dominador en ambos costados, en la electricidad de sus bases y en el manejo cerebral de Rubio en cada circunstancia.

En contraste con lo mostrado a lo largo del torneo, Argentina se convirtió en un cúmulo de arrestos individuales y ahí se vio la diferencia de experiencia y de jerarquía de los planteles. Es por eso que el 66-47 al final de los 10 minutos estuvo justificado.

Los dirigidos por Sergio Hernández pelearon en el cuarto final, en el que Gabriel Deck se destacó con su entrega y aporte en ataque, pero España mostró sus credenciales y aseguró sin sufrir su segundo título del mundo al que llegó luego del 95-75.

Argentina sumó su segundo subcampeonato mundial (Indianápolis 2002) y se quedó sólo con el primer lugar de Buenos Aires 1950. España repitió el título que obtuvo por primera vez en la edición Japón 2006.

Síntesis del partido

Argentina (75): Facundo Campazzo 11, Nicolás Brussino 8, Patricio Garino 0, Luis Scola 8 y Marcos Delía 2 (FI). Nicolás Laprovíttola 17, Tayavek Gallizzi 0, Lucio Redivo 0, Máximo Fjellerup 0, Luca Vildoza 2, Agustín Cáffaro 0 y Gabriel Deck 24. DT: Sergio Hernández.

España (95): Rudy Fernández 11, Ricky Rubio 20, Juancho Hernangómez 11, Pierre Oriola 6 y Marc Gasol 14 (FI). Willy Hernangómez 11, Víctor Claver 2, Sergio Llull 15, Pierre Oriola 6, Quino Colom 0, Xavier Rabaseda 0, Javier Beiran 0 y Pau Ribas 5. DT: Sergio Scariolo.

Parciales: Argentina 14-23, 17-20, 16-23 y 28-29.

Árbitros: Cristiano Maranho (Brasil), Yohan Rosso (Francia) y Steven Anderson (Estados Unidos).

Estadio: Wukesong Sport Arena, de Beijing.

Continuar Leyendo

Copyright © 2019 | Pasión Deportiva